Volver a los detalles del artículo Las playas de Quintana Roo: sus riesgos y vulnerabilidad Descargar Descargar PDF